Carmen Paz: “Siento que esta sociedad chilena es muy competitiva”

Animales en la vía

Redes

Facebook Twitter

Carmen Paz: “Siento que esta sociedad chilena es muy competitiva”

La historia musical de Carmen Paz Kuki González es sin duda curiosa. A los 15 años se vino a Santiago y entró al Conservatorio, pero también conoció a Mauricio Redolés y hasta ese entonces sólo tocaba música clásica siendo el encuentro con este músico el que finalmente la vincularía al jazz. “Fue mi primer acercamiento a la música popular”, cuenta refiriéndose a que los músicos en esa banda eran admiradores del jazz fusión. “Se me abrió otro panorama, y la verdad es que me tenía aburrida la música clásica. Hice los 4 años de la escuela de Roberto (Lecaros) y luego estudié con Mario (Lecaros) y él fue el trampolín a Barcelona”. En esa ciudad estuvo 13 años y grabó su disco en 2011. Por fin este trabajo será lanzado en el marco del ciclo de jazz Animales en la Vía.

Lanzar un disco 5 años después. Cuéntanos cómo es eso

Este disco es el trabajo final de mi carrera. Es el concierto que hice para titularme. Fue mucho tiempo de investigación, y lo presenté el 2010. Lo grabé con 15 músicos pero no tenía lucas para editarlo. El año pasado hablé con Danae y lo incluyeron en su catálogo. Es un hito bastante importante porque es el cierre de un proceso bien largo y un proceso que quiero mucho. Las composiciones que hay son a partir de una relación de los colores del arcoiris y los colores en la música. Vamos a tocar temas del disco con el Cuarteto Sudamericano (Kuki Paz, Rodrigo Galarce, Claudio Rubio, Carlos Cortés) y participarán invitados como Francesca Ancarola y Alfredo Tauber. También tocaremos algunos temas que no están en el disco, originales míos pero también temas de Hugo Moraga.

Tu grupo es el Cuarteto Sudamericano y has tocado además con músicos muy diversos y no necesariamente del ámbito del jazz ¿Cómo es la experiencia musical en proyectos con identidades tan marcadas?

Yo lo paso súper bien tocando cualquier cosa. Me gusta participar en proyectos porque me interesa esta cosa social dentro de lo que puede ser el jazz. Una buena labor es darlo a conocer, y que la gente vea que no es tan raro, que no es una música compleja o elitista. Que los que estamos allí es porque es una plataforma que nos permite expresarnos de una manera más libre que otras músicas.

¿Y esto tiene que ver con que has estado siendo una productora también por tu participación en el Club de Jazz?

Yo he estado ayudando en la programación del Club de Jazz. Soy hija de la dictadura. Crecí en dictadura, y para mí es una etapa muy importante toda la que viví luchando en contra. Hoy en día estoy absolutamente desencantada de todo lo que pasa políticamente. Me parece que la única manera que uno puede aportar es haciendo lo mejor posible lo que uno sabe hacer. Y esto del club de jazz tiene que ver con que es como una casa de los músicos y yo también soy hija del Club de Jazz. Partí ahí, mis primeras tocatas y ensayos fueron ahí. Todos los músicos jóvenes íbamos ahí a ver quiénes tocaban, a subirnos a las jam sessions. Y claro, al volver me encontré con este Club de Jazz desarmado, que no tenía casa, que hacía conciertos itinerantes de vez en cuando. Si tenía la posibilidad de ayudar a reconstruir eso… no lo pensé dos veces.

En el conversatorio del año pasado hubo críticas directas al nuevo Club de Jazz ¿Tú crees que puedan percibirlo nuevamente como un espacio para los músicos?

Yo cuando participé de ese conversatorio iba súper convencida de que el club se podía levantar y que estábamos haciendo todo lo posible para que volviera a ser un espacio de los músicos. Pero creo que la gestión no ha puesto el foco en lo que se ha debido, y a un año de todo lo que se dijo en ese coloquio en contra del club, pienso distinto.

En ese coloquio hubo un intento por poner el foco en las audiencias ¿Tú ves a los músicos más involucrados en algo colectivo?

Pucha, la verdad es que no soy la persona correcta para dar una opinión al respecto. Si bien es cierto pertenezco al colectivo, he estado alejada de estar presente donde se juntan los músicos. Entonces no sé muy bien en qué parada están los músicos de ahora. A lo mejor te puedo hablar más de mi generación, de los músicos con los que yo comparto. Y siento que a nivel macro los músicos somos bien egoístas en términos sociales. No somos sindicalizados como son los teatreros, la gente de danza, que toman una bandera de lucha de lo que ellos hacen. Seguramente porque lo que ellos hacen también es colectivo, en cambio el músico se ve a sí mismo en una dimensión mucho más individual. Te pasas muchas horas encerrado tocando solo, entonces el proceso mental que un músico tiene es muy diferente al de otros artistas que tienen que trabajar con otra gente.

¿Estás informada de lo que Metro dispuso para los músicos en términos de hacerlos competir por tocar allí?

Quizá el tema es que no existan políticas públicas en relación al arte. En Francia o España tienes que inscribirte, te seleccionan, y si no estás en eso te multan. Pero eso también va acompañado de otras cosas, que son políticas públicas en relación a los artistas y dónde se hace música, entonces acá sucede que se copian políticas externas como para hacerse el moderno sin embargo en las cuestiones básicas de bienestar social estamos muy lejos de ser un país moderno.

¿Hay espacio para todos en la escena del jazz?

Yo no sé si hay espacio para todos, pero lo que sí siento es que esta sociedad chilena es muy competitiva. Mucho más que otras y a todo nivel. Y esto se nota en la música y en que no somos colaboradores con el compañero. Digo esto porque me tocó vivir muchos años fuera y una de las primeras cosas fue el darme cuenta que allá era completamente al revés. Hay un ánimo más universal, más colaborativo, dándole espacio al otro. Pero lo de aquí no sé, es algo cultural de los chilenos y va más allá de los músicos. Los chilenos somos chaqueteros, tenemos susto de que nos saquen de nuestro metro cuadrado o que llegue una persona mejor que uno. No sé por qué somos así pero es una idiosincrasia.

¿Consideras que hay machismo en el ambiente de la música?

A mí me carga esa cuestión de género en la música pero creo que sí es machista. Es como que la mujer tiene que demostrar más que el hombre, que tocas, que sabes, que estudiaste, que conoces los mismos acordes. Siendo instrumentista porque siendo cantante creo que es otra cosa.

 

  • “Carmen Paz González & Cuarteto Sudamericano”. Inv. Francesca Ancarola y Alfredo Tauber.
  • 26 de Mayo / 21hrs. / Sala A1 GAM / 5to Ciclo de Jazz Animales en la Vía.
  • Entradas: $6.000 General $3.000 Estudiantes y Tercera Edad.

 

Deja un comentario